Oscar, Borja, Kuki, Jorge y yo nos fuimos a las pistas de skate a pasar un buen rato. Pero como nos da miedo rompernos la crisma, decidimos sacar los coches en lugar de los patines.

Posteriormente no faltaron las rabas y las cervecitas.